Es fundamental a la hora de realizar cualquier deporte de montaña o actividad física, hidratarse correctamente.

No es suficiente con llevar un poco de agua y beber cuando tenemos sed.

Hidratarse correctamente requiere unas nociones básicas que te voy a explicar en el post.

Al final te dejaré un bonus track con unos pequeños trucos para el transporte y mantenimiento del agua.

Cómo-Hidratarse-Correctamente-Montaña

Factores que Influyen en la Pérdida de Agua

Lo primero que voy a contarte es qué factores tienes que tener en cuenta para combatir la pérdida de agua de nuestro cuerpo.

Duración y grado de dificultad de la actividad

Con esta frase que viene no te voy a descubrir el mundo. Es evidente que a mayor duración y grado de dificultad de una actividad física, mayor esfuerzo y sudoración del cuerpo, que se traduce en una mayor pérdida de agua.

La sudoración es el proceso de refrigeración del cuerpo humano cuando aumenta nuestra temperatura corporal.

Condiciones climáticas

 A mayor humedad, mayor pérdida de agua.

Hay mucha humedad cuando hay mucho vapor de agua en el ambiente. Esta situación hace que nuestro sudor se acumule en la piel y no pueda evaporarse, por tanto, nuestro cuerpo no realiza correctamente la refrigeración. Perdemos más agua de la necesaria para reducir nuestra temperatura corporal.

Condiciones físicas

No todas las personas sudan de la misma manera realizando la misma actividad física. Cada persona tiene unas condiciones físicas propias que hacen que necesiten una cantidad distinta de agua para desempeñar la misma tarea.

Efectos y Señales de la Deshidratación

Si nuestro cuerpo va perdiendo agua y no la reponemos de la forma adecuada, nos vamos a ir deshidratando poco a poco.

No es un proceso rápido y tiene una serie de efectos que son los siguientes.

  • Descenso del rendimiento
  • Aumento de la fatiga
  • Pérdida progresiva de la agudeza mental
  • Dolor de cabeza
  • Aparición de calambres musculares
  • Incremento de la posibilidades de congelaciones e hipotermias.
  • Aparición del mal de altura.

La señal más evidente de la deshidratación es el color de la orina. Cuanto más claro sea el color, más agua tenemos en el cuerpo. A medida que nos vamos deshidratando, se irá poniendo cada vez mas amarilla y oscura.

Otra señal, pero que es muchísimo menos evidente es la reducción de nuestro peso corporal ,si perdemos entorno a un 2%, podemos estar entrando en un proceso de deshidratación.

¿Por Qué es Necesario Hidratarse?

En función de la pérdida de agua por el efecto de la sudoración, vamos a necesitar ir compensando a nuestro cuerpo para no llegar a deshidratarnos.

Y tenemos que compensar la pérdida porque nuestro cuerpo está formado por un 60% de agua y los órganos que más porcentaje de agua tienen son el cerebro con un 70% y los pulmones con un 90%. 

Cerebro-Inflamado

En ningún caso podemos dejar de surtir a estos órganos de agua.

Si nuestro cuerpo tiene una buena hidratación, va a aumentar nuestro rendimiento y va a mejorar la capacidad física del montañero o deportista.

Cómo Hidratarnos Correctamente

Tal y como decía en la introducción, no sirve beber solo cuando tenemos sed. Bueno esto no es del todo cierto, una cañita en verano en una terraza después de un paseo con los niños es una pasada.

Pero cuando estamos realizando una actividad física, hay que tener una serie de pautas para hidratarse de forma correcta.

Lo principal es beber antes, durante y después de la actividad.

Tenemos que estar surtiendo de agua a nuestro cuerpo durante todo el día, de hecho estudios científicos nos dicen que tenemos que tomar entre 2 y 3 litros de agua diarios. Si tenemos que beber esa cantidad de agua en nuestro día a día, imaginaros cuando estamos subiendo una montaña.

Aidy-Bryant-Drinking

Es muy importante beber antes de tener sed porque gastaremos más agua y energía cuando estamos más fatigados. Esto es así porque respiramos más fuerte y gastamos más oxigeno para beber la misma cantidad de agua que si nuestro cuerpo está mas relajado.

Si la actividad requiere de mucho esfuerzo es importante el uso de bebidas isotónicas.

Y por último, debemos tomar unos 250 ml por cada 30 minutos de actividad.

Infografia-Hidratación

Bonus Track

Lo prometido es deuda y te voy a explicar una serie de truquitos en función del transporte y en función del clima que exista.

En Función del Clima

Si nos movemos por ambientes cálidos, lo mejor es transportar el agua en recipientes de color claro para que el efecto del sol incida menos y se calienten menos.

Si vamos a desarrollar la actividad en un ambiente muy cálido, lo mejor es llevar un recipiente con agua congelada para la segunda mitad del recorrido.

En ambientes fríos, es aconsejable poner una funda de neopreno a los recipientes que vayamos a utilizar para evitar su congelación y que no podamos beber agua cuando lo necesitemos.

Y si hace mucho frío, el agua lo más pegada posible al cuerpo.

En Función del Transporte

Si levamos una mochila de hidratación tenemos que estar atentos a lo que queda, no vaya a ser que vayamos a dar un chupo y se encuentre vacía.

Cuando hayamos bebido de la mochila, es aconsejable soplar hacia dentro el agua del tubo. Así evitamos que se congele o caliente, ya que el tubo siempre va desprotegido.

Lo mejor es llevar un bote fuera con medio litro de agua y dentro de la mochila varios recipientes para distribuir el peso en el interior.

Como conclusión final, es muy importante a la hora de hidratarse tener en consideración estos consejos, pero ni que decir tiene que una buena planificación de la actividad sabiendo dónde nos podemos aprovisionar de agua es fundamental para no llevarnos ningún susto ni sufrir ningún accidente.

Espero tus comentarios para ir mejorando el blog y suscríbete para ser el primero en recibir las publicaciones.