La Pureza de la Escalada en Estilo Alpino

Hace 250 años en Los Alpes comienza la era moderna del alpinismo y se empieza a perfilar un estilo de escalada que, hoy en día, se convierte en las antípodas de lo que la mayoría de la gente está haciendo en la montaña.

Parece que sólo se busca el reconocimiento social, la fama y los premios en un mundo que, en su esencia, siempre se ha distanciado de toda esa parafernalia.

Podría dar algunos nombres de alpinistas que sólo aspiran al negocio y a la fama en sus expediciones, sin embargo, éste no es el objetivo de este artículo.

Todo lo contrario, me gustaría reconocer y mostrar mi admiración por los montañeros que buscan o han buscado en el alpinismo y en la escalada un medio de vida y la pureza de alcanzar la cima con sus propios medios.

Porque la escalada en estilo alpino es sólo eso: la práctica del alpinismo de una forma autosuficiente porteando tu propio equipo.

Escalada-en-estilo-alpino

Los Grandes de la Escalada en Estilo Alpino

Como ya te comentaba, la escalada en estilo alpino surge en Los Alpes hace 250 años cuando la gente de allí se cargaba a sus espaldas su propio equipo y subían y bajaban de la montaña.

Esta forma de entender la escalada ha llevado a grandes montañeros a realizar ascensiones a las cumbres más altas del planeta, sobre todo en el Himalaya, que quedarán en la memoria y en la historia del alpinismo.

Reinhold Messner

El más grande escalador en estilo alpino es Reinhold Messner.

En el año 1974, escala la pared norte del Eiger (3.970m) en tan sólo 10 horas. Tan sólo un año más tarde, realiza el primer ochomil en estilo alpino ascendiendo al Hidden Peak (8.068m). Y, en el año 1978, lleva a cabo el hito más importante del alpinismo subiendo a la cima del Everest sin oxígeno.

Pero no nos tenemos que olvidar de su compañero, Peter Habeler que le acompaña en estas aventuras y ambos llevan el estilo alpino a una dimensión que nadie se podía imaginar en esa época.

Krzysztof Wielicki

Esta forma de escalar hace que los ascensos sean cada vez más rápidos y una mención especial merece Krzysztof Wielicki que sube el Broad Peak (8.047m) en tan sólo 16 horas. Es en el año 1984 cuando este alpinista polaco realiza la primera escalada a un ochomil en un sólo día 😮.

Wielicki es el quinto alpinista en coronar los 14 ochomiles y el primero en lograr Everest, Kangchenjunga y Lhotse en invierno.

Iñaki Ochoa de Olza

No quiero dejar pasar estas líneas sin hablar de un grande del alpinismo español: Iñaki Ochoa de Olza.

Este montañero sube a 12 ochomiles y realiza más de 200 expediciones al Himalaya. Pero, sin lugar a dudas, sus grandes logros son las ascensiones en estilo alpino y en un sólo día al Shisha Pangma (8.013m) y al Dhaulagiri (8.167m).

En esta entrevista explica perfectamente su visión del estilo alpino.

Hay un Informe Robinson muy bueno sobre Iñaki Ochoa de Olza que nos presenta los grandes valores del montañismo y su última aventura en el Annapurna.

Por último, quiero hablarte de un grupo de tres alpinistas que lograron, en enero de 2011, la primera ascensión invernal al Gasherbrum II. Fueron Simone Moro, Denis Urubko y Cori Richards  los que realizaron la primera ascensión invernal en estilo alpino de un ochomil del Karakórum.

Existen muchos más alpinistas que fomentan la pureza del alpinismo con sus escaladas en estilo alpino y merecen todo el reconocimiento.

Diferencia entre el Estilo Alpino y Las Expediciones

Hoy en día, para llevar a cabo una ascensión a una cima de alta montaña, se planifica una expedición. Es un proyecto que cuenta con la infraestructura y los medios necesarios para dar soporte a un equipo humano.

Las expediciones suelen durar varias semanas. Se instala un campo base y se van acondicionando campamentos de altura para poder ir aclimatando y porteando el equipo y el material de los alpinistas. Se establece y se equipa una ruta de ascensión a lo largo de los campos de altura para hacer el ataque final a la cumbre.

Mientras que en una ascensión en estilo alpino, los valientes deportistas planifican su ruta con el mínimo y más ligero material posible. No van a instalar cuerdas fijas y tampoco van a utilizar campamentos ni porteadores.

Se trata de una lucha de tú a tú con la montaña en la que el alpinista tiene que desarrollar todas sus habilidades para poder llevar a cabo su objetivo.

Espero tus comentarios para ir mejorando el blog y suscríbete para ser el primero en recibir las publicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.